La alimentación y sus efectos en la diabetes

por | Dic 31, 2021 | Salud

La Diabetes Mellitus (DM), es una enfermedad metabólica, crónica y de diversa etiología, caracterizada por la elevación anormal de la glucosa en la sangre, debido a defectos en la secreción y/o acción de la insulina. Esta enfermedad se encuentra dentro de las primeras causas de muerte a nivel mundial, según un informe realizado por la Organización Mundial de la Salud en el año 2016 (OMS).

A nivel internacional, en el año 2017, según la Federación Internacional de Diabetes  (IDF), aproximadamente 425 millones de personas tenían diabetes, y se estima una cifra de 629 millones para el 2045. En el caso de Chile, según la última Encuesta Nacional de Salud (ENS) publicada en los años 2016 y 2017, la prevalencia de Diabetes fue de un 12,3%. Cifra que se correlaciona, con el aumento de factores de riesgo como la malnutrición por exceso la cual aumentó a un 71% (39,8 de las personas tienen sobrepeso y un 31,2 tienen obesidad) y el sedentarismo donde el 86,7% de la población chilena no hace ningún tipo de actividad física.

Es por esta razón que los cambios en el estilo de vida son un aspecto fundamental tanto en el control como en la prevención de la diabetes. Intervenciones dietarias, el manejo del peso corporal, la realización de actividad física y la cesación del hábito de fumar, son aspectos importantes en el cuidado de la salud de las personas que padecen esta enfermedad.

Con respecto a las intervenciones dietarias, es de saber que las carnes rojas altas en grasa, procesadas y no procesadas (tales como embutidos, vienesas y hamburguesas, por ejemplo), los cereales refinados, las bebidas endulzadas con azúcar tienen un efecto negativo en el control de la diabetes, por el contrario, se ha observado que las verduras, los lácteos bajos en grasa, los cereales integrales, las legumbres y las frutas, se asocian a un mejor control y por consecuencia una disminución del riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por lo anterior, se recomienda una dieta que incluya grasas de buena calidad, como las que encontramos en la palta, los frutos secos naturales, el aceite de oliva y los pescados, contribuyendo a la prevención de enfermedades cardiovasculares debido al impacto positivo que tienen en el colesterol. Además de ello, estudios demuestran que una dieta rica en fibra dietética contribuye en la mejora del control glicémico disminuyendo el riesgo de mortalidad prematura. Esto también se ha visto asociado al índice glicémico (IG), que categoriza a los alimentos que contienen carbohidratos en relación con su capacidad de incrementar los niveles de glicemia luego de ser ingeridos. El IG, es menor cuando los carbohidratos son aportados principalmente por alimentos con su matriz alimentaria intacta, es decir, aquellos menos procesados o no reconstituidos después del procesamiento. Las frutas de manera natural por ejemplo, son ricas en  fibra dietética y son capaces de disminuir la velocidad de absorción a nivel intestinal, lo que repercute en una respuesta glicémica más baja, y esto es más notorio en la fruta entera que en el puré de fruta o el jugo de fruta.

En definitiva, vemos con los años que los casos de diabetes siguen en aumento, y con ello va cobrando importancia la pesquisa, la prevención y la educación, además del trabajo multidisciplinario centrado en el paciente diabético con escucha activa, educando, identificando barreras y reforzando de forma continua la mejora en los hábitos de estilo de vida.

Uno de los principales factores a considerar en la alimentación es que el plan de alimentación debe ser individualizado, aportando todos los nutrientes necesarios en cada etapa de la vida, para ello debe ser guiada por una nutricionista y de acuerdo a las preferencias alimentarias de cada paciente, ya que, como se mencionó anteriormente, una alimentación adecuada contribuye a un mejor control de las glicemias, además de entregar beneficios protectores para la salud cardiovascular de las personas que padecen diabetes, previniendo las complicaciones propias de esta enfermedad, dado que una diabetes no controlada, es decir, con un estado de hiperglucemia constante en el tiempo, daña nervios, vasos sanguíneos, afectando órganos vitales como el corazón y el riñón. En este sentido, la consejería y educación individualizada e intensiva, realizada por un nutricionista capacitado y con experiencia en el manejo de pacientes diabéticos, es de vital importancia para que el paciente consiga mejorar su alimentación y lograr hábitos de vida saludable que sean perdurables en el tiempo.

Facebook Pagelike Widget
Nutrasure_370x250

Otros Artículos

Selecciones Readers Digest de Diciembre

Selecciones Readers Digest de Diciembre

Ya está en kioscos Revista Selecciones Readers Digest de Diciembre!! No te las puedes perder!! En esta edición: Especial Navidad: La magia de las fiestas. Historias de la vida real colmadas de dicha y calor de hogar: Mi época de nostalgia. Mi abuela y sus recetas de...

leer más
Selecciones Readers Digest de Noviembre

Selecciones Readers Digest de Noviembre

Ya está en kioscos Revista Selecciones Readers Digest de Noviembre!! No te las puedes perder!! En esta edición: ¡Sobreviví!. Tres personas atraviesan situaciones límite, estuvieron a punto de morir, y vivieron para contarlo. Además: ¿Disney cumple 100 años!. Un test...

leer más
Exámenes oftalmológicos preventivos en niños

Exámenes oftalmológicos preventivos en niños

Últimos meses del año con largas jornadas en el colegio y en el trabajo, donde las exigencias son cada día más grandes, y tanto niños como adultos deben permanecer gran parte del día frente a la pizarra,  a la pantalla de la computadora, a cuadernos y a libros.  Con...

leer más