¿Sufres de apetito emocional?

por | Ago 8, 2023 | Nutrición

Hambre emocional y su amplio espectro de comer con las emociones.

En nuestra cultura, por décadas transgeneracionales, la comida en la mesa y el buen comer está directamente relacionado con las emociones, ¿de qué forma dicen ustedes? partiendo con el vínculo que generamos con nuestras madres al momento de lactar apenas nacemos. También está relacionado a la conexión social, celebraciones que realizamos o simplemente la comida se ha convertido en una relación de confort y paz, asociándolo a recuerdos confortables de momentos especiales, como, por ejemplo, una rica cazuela que nos cocina nuestra madre o abuela relacionándolo a un vínculo de amor.

 

Por otro lado, existen otros espectros donde podemos vincular la comida, como por ejemplo la gratificación sensorial que da comernos un postre dulce o unas papas fritas recién salidas de la freidora con kétchup, sólo imaginárselo ya se nos libera miles de hormonas relacionadas al placer.

 

Sin embargo, la comida también la utilizamos como método de sedación de nuestras emociones, de manera inconsciente la utilizamos por no saber afrontar nuestras emociones, la comida se vuelve una “anestesia” evitando que se experimenten sentimientos durante periodos prolongados de tiempo, sin embargo, esto no quiere decir que en muchas situaciones esté mal utilizar este método, de hecho, el problema no es con la comida, lo que comemos ni cuanto comemos, sino que se están desatendiendo muchas emociones dentro de nosotros y cuando se vuelve rutinario y de forma constante, se vuelve un problema en la vida diaria, es muchas veces, ahí donde aparece los problemas psicológicos y mentales, como la ansiedad, el estrés, insomnio, depresión, entre muchos otras.

 

También, algunas personas utilizan la comida como castigo, si castigo, ¿saben de qué forma? Cuando nos sentimos culpables por comernos, por ejemplo, un trozo de pizza, y le echamos la culpa a los alimentos por hacernos subir de peso, pero no hacemos nada al respecto y utilizamos, en muchos casos, la comida como una forma de hacernos daño, suena muy duro cuando se escucha o lee en este momento, pero sucede más de lo que pensamos, si se auto inspeccionan e intentan percibir su realidad tal cual es, se darán cuenta de que estoy tratando de decir.

 

Es por esto y muchos otros factores que el exceso de peso es actualmente un problema de salud pública, altamente prevalente a nivel mundial y Chile, por supuesto que no es la excepción.

Te dejo cinco preguntas para que te analices si eres o no un comedor emocional:

  1. ¿Tienes antojos por ciertos alimentos específicos?
  2. ¿Comes cuando estás estresado, enfadado o aburrido?
  3. ¿Te sientes culpable cuando tomas alimentos “prohibidos”, es decir, aquellos que crees que no deberías, como los dulces?
  4. Por la noche, cuando llegas cansado de trabajar, ¿es cuando más descontrol sientes en tu alimentación?
  5. ¿Cuántas veces sientes que la comida te controla a ti en vez de tú a ella?

¿Las emociones tendrían relación con nuestra alimentación y hábitos?

A ciencia cierta, nuestras emociones tienen un efecto poderoso a la hora de tomar elección a la hora de comer y nuestros hábitos alimenticios. Está más que comprobado que existe una influencia importante de las emociones sobre la conducta alimentaria, siendo más fuerte, por ejemplo, en las personas con obesidad que las que no lo presentan y en las personas que hacen “dieta” en relación a las personas que no lo hacen.

 

Por otro lado, sea encontrado en múltiples estudios relacionados con el “Intuitive eating” o la alimentación intuitiva, que la emoción en si misma no puede ser responsable de comer excesivas cantidades de comida, sino que es la verdadera causante de la malnutrición por exceso y los otros trastornos de la alimentación, el problema de todo esto, es la forma en que la persona afronta la emoción.

 

Este es un factor sumamente relevante a la hora de querer mejorar hábitos alimenticios y mejorar nuestra autoestima y para esto, hay que darnos cuenta que la comida o los alimentos no son buenos ni malos, solo son alimentos, y la relación que desarrollamos con ellos es lo que hay que trascender y auto inspeccionar. Partiendo con ¿Qué tanto nos queremos a nosotros mismos? Es una gran pregunta.

 

En vez de mirarnos como sociedad “gordofóbica” y con exceso de peso y ver nuestro físico constantemente como un problema, ¿por qué no mejor nos comenzamos a querernos un poco más cada día? La autoestima tiene que ver mucho con nuestra salud y como nos ve desde afuera la sociedad ¿lo sabias?, de la forma en que te ves es la forma en que te mirarán los demás. La autoestima está directamente relacionada con la mejora de nuestros hábitos y elecciones de comida, porque también es una manera de comenzar a querernos, cuidándonos y alimentándonos mejor.

 

Es por esto, que es importante que, para cambiar la sociedad, debemos partir con la forma en que nos miramos a nosotros mismos, quizás partir en practicar algún deporte, comenzar quizás con terapia psicológica, y afrontar nuestras emociones, creo que es un pilar fundamental, posteriormente cambiar nuestros hábitos aconsejándose con el nutricionista. ¿te animas?

Facebook Pagelike Widget
Nutrasure_370x250

Otros Artículos

5 alimentos que quitan la energía

5 alimentos que quitan la energía

La mayoría provoca un aumento de la adrenalina, la hormona del estrés. Si se toman de forma constante, el cuerpo acaba por agotarse y aparece la sensación de fatiga. Entérese cuáles son.   Hay alimentos que aparentemente contienen energía para reenergizarnos,...

leer más
Aromaterapia en la oficina

Aromaterapia en la oficina

Mejora el ambiente laboral con esencias naturales. La curación y armonización a través de los aromas ha sido una terapia alternativa de gran eficacia, usada por muchos.   Mediante el uso de aceites esenciales o líquidos aromáticos de plantas, cortezas, hierbas y...

leer más